Pages

"Gorda"

Yo no recuerdo haber vivido sin complejos en ningún momento de mi vida. Siempre, desde que tengo uso de razón he estado acomplejada con mi cuerpo. En especial con mi peso, pero no solo con eso. A eso le sumamos que tenía los dientes torcidos y llevaba aparato, que soy miope y llevo gafas, y que siempre he tenido granitos. Cosas que son casi normales y comunes si no contamos con que en clase tengamos al típico grupo de chicos "matones".


Ese fue mi gran problema. Ese grupito que siempre hay en los colegios o en mayor grado en los institutos. Esos que no son especialmente guapos, ni especialmente listos, ni especialmente graciosos, pero que se creen superiores al resto. Con el tiempo me he dado cuenta de que esa forma de actuar que tienen esas personas es una forma de autoprotección, aquello de "no hay mejor defensa que un buen ataque". Pero claro, de eso me he dado cuenta ahora con 24 años. Hubiera sido genial ser capaz de comprenderlo con 14, cuando todos los días al pasar escuchaba "¡Gorda!" y similares. (Por favor, si hay alguna "niña" de 14 o 15 años leyendo esto y se siente identificada, créeme, esa gente no llega lejos, su cerebro no les da para más. No entres en su juego, estás por encima de todo eso. Hoy son los más chulitos de clase, el día de mañana serán gentuza. Y me baso en mi propia experiencia, no hablo por hablar. Encontrarás a quien adore esos kilos de más. La vida te devuelve lo que le das).


A día de hoy, pienso que gran parte del problema lo han provocado también todas esas tiendas de ropa cuya mayor talla es una "42" y lo pongo entre comillas porque es una 42 muy escueta. Pero claro, esto lo pienso cuando el complejo y la inseguridad ya se han hecho parte de mi persona. Es aquello de "la talla 38 me aprieta el chocho".


Y ahora podemos sentirnos afortunadas porque muchas firmas ya tienen sección de tallas grandes. Pues yo todavía le veo muchos peros al asunto. ¿Por qué tenemos que tener una sección aparte? ¿Es que no podemos llevar la misma ropa que todo el mundo independientemente de la talla? 


Esto me recuerda a cuando en el instituto bailaba con mi grupo de amigas. Sí, yo era de esas que se subían al escenario a darlo todo (con complejos, sí, pero sin vergüenza; si le preguntáis a mi madre os dirá que mi vergüenza era verde y se la comió un burro). Volviendo a lo que iba. Bailábamos en el instituto, bien. El problema venía cuando se acercaba el momento del baile y había que pensar en el vestuario, y claro era mucho más bonito ir todas iguales. Imaginaos el bien que le hace a una chica de 15 años que todas sus amigas puedan ponerse la misma camiseta y que ella tenga que buscarse la vida para encontrar algo parecido.


No creo que sea tan difícil. Partimos de los mismos patrones, es tan sencillo como poner más tela joé. No entiendo esas "distinciones". Ojo, que a mí dentro de lo que cabe no me perjudican mucho, porque me gusta vestir diferente, pero es que hay veces que una se frustra. Con lo bonito que sería ir de compras con tus amigas y poder comprar todas en la misma tienda. Yo nunca voy de compras con mis amigas por esto mismo.


Y como puse en mi presentación, yo llevo con sobrepeso toda la vida. No me he comido un potito jamás, no he probado la leche entera tampoco. Tengo muchos primos; cuando éramos pequeños y nos compraban chucherías, yo apenas las probaba. Era la única a la que no cogían en brazos porque no podían conmigo. ¿Y qué le hago? Pues intento cuidarme, para no acabar redonda y sin poder moverme de la cama, pero aprendiendo a vivir con ello, porque es algo que siempre ha estado ahí y que siempre estará. En menor o mayor medida claro, según me cuide, pero siempre será una parte de mí. intento buscar ropa que me disimule, que me tape los michelines, que me estilice y me haga parecer un pelín más delgada, pero es lo que soy. Soy una chica con curvas.


Y todo esto viene porque conozco muchas chicas que tienen o han tenido trastornos alimentarios, y me parece tan importante quererse a una misma... Expongo mi experiencia para quien quiera aportar algo o aprender de ello (si es que se puede sacar algo en claro de esta perorata) así lo haga.


Y como colofón, foto de mi persona. Es la única foto que para mi gusto es salvable de una sesión de fotos que hice con mis amigas, y he de reconocer que no es de mis favoritas, pero oye, que no salgo nada mal. Casi parece de profesional.







¡¡Buenas noches!!

1 comentarios:

Macarena Rodríguez dijo...

Eres tan bonita por fuera como lo eres por dentro, todo lo que tienes de "grande" lo tienes de buena, de maja, de amiga y de tó.
Ya sabía yo que el flog, iba a dar para mucho... :)
Ojalá todas las niñas que hemos sufrido por esos G*******S aprendan de tí !!!

Publicar un comentario