Pages

Beach & Swimsuit 2.0

¡Oh, sí! Que será todo el septiembre que tú quieras, pero aún hace calorcito y apetece playita, shorts y terraza hasta horas intempestivas. Y como yo he disfrutado mis vacaciones más tarde de lo habitual (que así, entre nosotras, es recomendable. Septiembre, menos gente, menos precio, mismo clima. Pero ¡shh! Guardadme el secreto y que no se nos llenen ahora las playas en septiembre y me hundáis el plan), (emm... ¿Por dónde iba?) he decidido traeros una sesión de fotos playeras para presentaros mi última adquisición.





En el último post os serví como adelanto esta imagen. Tengo que pedir perdón por la calidad, porque está hecha con el móvil y además con retoques de Instagram, pero es lo que tiene que tu ordenador siga de vacaciones más tiempo que tú. Pero, ¡hay recompensa! Y es que mi chico me hizo una genialísima sesión con su cámara y me las ha pasado por Dropbox y así puedo actualizar desde cualquier ordenador :)

Y aquí están.


 
 
Y es que como os comenté a principio de verano, este año me he decantado por el bañador. Y sin duda, tengo que decir que aparte de verme mejor, me he olvidado por completo de la gente. Todos los años con los bikinis estaba súper pendiente de si me miraban, de si se me marcaba michelín. Un horror vamos. Y este año, el bañador ha obrado milagros y de lo único que me he acordado es de disfrutar.
 
 
Os enseñé mi primer bañador en esta entrada, azul de lunares, de Hunkemöller. Como quedé tan contenta, en agosto, en plenas rebajas y sin esperanza de encontrar nada decente, volví a buscar alguno en la misma tienda, y ahí encontré LA GANGA del verano. No he comprado nada este año, ni en rebajas ni fuera de ella (la economía está complicada), pero necesitaba un bañador más. Y cuál fue mi sorpresa cuando vi que este en concreto, en sus inicios costaba lo mismo que mi bañador azul (55€ aprox.), pero ¡¡estaba súperhipermega rebajado!! A 17,50€. Una pasada. Y a eso sumémosle que Hunkemöller tiene una tarjeta de cliente con la que acumulas dinero por tus compras. Yo tenía acumulado 5€, con lo que esta preciosidad se vino conmigo por sólo 12,50€.
 
 

 
 
Al atuendo le sumamos la maravillosa pamela que conseguí gracias a la paciencia infinita de mi chico de llevarme a contrarreloj por todos los chinos del mundo. 3,50€.
 
 
Y por supuesto, el mejor pareo del mundo, donación de mi madre. Que lo tiene desde hace nosécuántoscientosdeaños y a mí me sigue encantando y se lo robo todos los veranos. 0€
 

 



Y así de chulas quedaron las fotos. Tengo guardada una segunda parte muy especial para mí, que os dejo para la próxima. Y como no podía faltar, también tenemos un "making off", porque no es casualidad que me sujete la pamela en casi todas las imágenes, es que el aire en Fuerteventura es criminal para los sombreros.


 

Así de bonita salgo cuando hago el ganso, que es el 80% del tiempo. Como dije en la última entrada. Esta soy yo.

Espero que os haya gustado y que estéis a punto de disfrutar de un genialísimo fin de semana :)

1 comentarios:

Anouckinha dijo...

Jaja!!Las fotos son súper divertidas! La verdad es que el bañador te sienta muy bien, en general son muy favorecedores, aunque para evitar tema de marcas, yo siempre apuesto por el biquini!

Un besote!

Anouckinha's Closet

Publicar un comentario