Pages

Pearl.

¡Buenas!

Hoy vengo con indignación. Sí, claro, es lo que tiene ser una mujer Con Curvas, que hay tantas cosas indignantes en el mundo que una no sabe por dónde cogerlas. Pero hoy os voy a hablar de mi indignación hacia los grandes diseñadores, y cómo gracias a su rechazo por las tallas grandes aparecen heroínas en el mundo.


Ya había escuchado algo sobre la noticia, pero últimamente está sonando mucho más fuerte y, aunque había pretendido hacerme "la sueca", ha llegado un momento en que he tenido que indagar y estudiar el asunto en profundidad. El asunto en concreto es el por qué los grandes diseñadores se niegan a vestir a mujeres con curvas para las grandes galas.


Y más en concreto aún voy a hablaros de dos mujerones que se las han visto y deseado para encontrar un vestido digno de alfombra roja.


Como ya sabéis, soy fiel seguidora del mundo vintage y de los 50's, y en esa línea encontramos la serie Mad Men, y con ella, una de sus actrices, que se convierte hoy en una de mis protagonistas. Sí, muchas lo habréis adivinado: Christina Hendricks. Esta mujer es ES-PEC-TA-CU-LAR se mire por donde se mire, pero ¡ah, tiene curvas!




Curvas, que ya las quisiera una para su persona. Pues bien, ahí donde la veis, a Christina le cuesta encontrar diseños acordes a la etiqueta que se exige en las galas a las que acude. ¿Por qué? Porque los grandes diseñadores (véase Chanel, Dior, Versace, etc...) no hacen tallas para este cuerpo. Lo arreglan rápido, "Nos encanta Christina, pero no podemos vestirla", "No me pierdo ni un sólo capítulo de Mad Men pero no trabajamos su talla". Si no pueden vestir un cuerpo como el suyo, puedo ir olvidándome de la fama y las cenas de gala, porque ¿qué pasaría conmigo?


Y me pregunto cómo es posible que en la serie que le ha lanzado a la fama, sean capaces de confeccionar un vestuario que se adapte a cada rincón de su cuerpo, sin repetir modelo durante varios capítulos y que los "más grandes" diseñadores de moda del mundo no sean capaces de prepararle un par de vestidos para dos o tres galas anuales.


Y de un mujerón, a otro. Melissa Mcarthy. Creo que nunca os he hablado de ella, aunque soy una gran seguidora de su trabajo (y fue parte de mi inspiración para una de mis primeras entradas "¿Actrices voluptuosas?"). La conocí hace un siglo cuando actuaba en la serie "Las chicas Gilmore", y desde entonces todo han sido éxitos para la estadounidense. Últimamente muy afincada en la comedia, se ha hecho su hueco en la gran pantalla, protagonizando películas como "Por la cara", "Cuerpos especiales" o "La boda de mi mejor amiga".


Vamos, un mujer todo-terreno. El gran problema, es que a pesar de ser la actriz de comedia del momento, de haber estado nominada a (nada más y nada menos) un Oscar, y ser ganadora de un Emmy y un Teen Choice, no encuentra diseñadores que quieran vestirle para las grandes ocasiones. De hecho, estuvo a punto de no asistir a la gala de los Oscars en 2012 tras sufrir el rechazo de 6 diseñadores de nivel. La actriz al final acudió con un vestido de la marca especializada en tallas grandes Marina Rinaldi.




En 2013, deslumbró con un vestido gris de estilo vintage, que para mi gusto me pareció impresionante, pero al parecer la prensa no lo vio igual, y hay quien la comparó con un elefante apoyándose en el color del vestido. Qué vergüenza.




Pero Melissa es nuestra heroína. ¿Por qué? Porque en lugar de dejarse amilanar por la situación, ha cogido el toro por los cuernos y ha diseñado su propia línea de ropa, que llevará por nombre PEARL, en honor a su estilista y co-diseñadora Daniella Pearl. Porque por si aún no lo sabíais, Melissa estudió diseño de moda. A mí me parece una artista de los pies a la cabeza, y seguro que su línea de ropa tendrá muchísimo éxito.


Para terminar, me quedo con una reflexión de mi madre (sabia donde las haya), y es que tiene una teoría muy interesante sobre los diseñadores, y cito textualmente. "¿Sabes qué pasa? Que la mayoría de los diseñadores son gays. No les gustan las mujeres, les gustan los hombres, rectos, sin formas. Entonces, ¿cómo van a vestir a mujeres con curvas, si no lo aprecian? Buscan cuerpo lisos, rectos, como los de los tíos". Cada vez le veo más lógica.


¿Qué opináis? Os dejo reflexionar.

2 comentarios:

Rocío Con R dijo...

La de tu madre es una reflexión que ya había leído en alguna ocasión y cada vez estoy más convencida de ello. Me parece indignante, igual que a ti, la situación por la que pasan. ¡Yo alucino!

O sea... Una artistaza como la copa de un pino reconocida mundialmente quiere lucir uno de tus diseños, un diseño que verá todo el mundo y que le dará a tu firma más prestigio y tu le dices que no haces su talla. ¿¿¿¿¿PEEERRDDOOONAAAAAAA?????

I para colmo, te doy un dato, que probablemnte ya conozcas, Karl Lagerfels, diseñador de la firma Chanel, fué gordo y ahora no quiere vestir a chicas de más allá de la talla 38.

En fin, no lo entiendo y nunca lo entenderé.

Por suerte creo que estamos avanzando poco a poco y cada vez tenemos más apoyo. Un pasito más.

Un gran post, te felicito.

Muaks

http://conrdecurvas.blogspot.com.es/

Tere Ávila dijo...

peor para los diseñadores por no vestir a mujeres tan estupendas como estas, me parece muy buena idea que Melissa haya creado su propia linea de ropa!


besitos!

Publicar un comentario