Pages

De vuelta a las curvas

¡¡Buenos días!!

Sí, he vuelto. Mi última entrada fue el 7 de marzo, me fui porque necesitaba fuerza y un poquito de autoestima adicional. Hoy, más de dos meses después, vengo cargada hasta los dientes.


Y para que no se diga, voy a enseñaros la última sesión que me preparó mi chico. La última sesión que no me atreví a enseñaros antes. La última sesión que me hizo no sentirme a gusto conmigo misma.


Y joder, que estoy gorda, pero no estoy tan mal (inserte aquí emoticono de whatsapp con cara de chulito). Este tiempo de "reflexión" me ha ayudado a ser un poquito más ambiciosa, y aunque sigo sin verme muy bien en fotos, cuando me miro al espejo me veo mona y todo :)


La idea era enseñaros cómo un vestido básico puede aportarnos un look sexy y monísimo con los complementos adecuados. Sé que estos días hace calor, muuuucho calor, y que mis medias oscuras ya no pegan nada, pero recordad que son de hace un par de meses.






El vestido:

En cuestión es un vestido básico de H&M que creo que me costó 10€ y que realmente lo compré para ponerme debajo de un vestido medio transparente de Mulaya (por cierto, estos se están haciendo con el control del planeta).


Los complementos: 

Mis medias favoritas, compradas en Primark hace unos 5 años, negras, y con efecto shape wear. Esto se supone que son unas medias que te recogen la tripa y te suben el culo... Yo si os digo la verdad, las llevo porque se me quedan clavadas y no tengo que pasarme el día a tirones con ellas. 

Los zapatos, también de Primark, no recuerdo de cuándo, pero son muy altos y cómodos porque tienen una plataforma fantástica. Salieron baratitos.



El clutch (ver glosario), es de una tienda local. Lo compré para una boda el año pasado y estoy más que encantada con él. Tiene una mezcla de materiales muy chula y original, aunque sencillo.


 La torera la compré hace ya varios años en Shana. Sí, curvy-amigas, en Shana a veces puedes encontrar tallas. Aunque tengo que reconocer que soy de las que pasa de las tiendas en las que no hay tallas, de vez en cuando puedes encontrar alguna sorpresita como esta. En concreto, esta es elástica y muy cómoda. Y al ser más cortita, me marca la cintura que es lo único que tengo un poco más fino y merece la pena marcar. Aunque no soy muy de chaquetas, a esta en concreto le he sacado muchísimo partido.

El collar, obra de Creaciones Malanda. Una maravilla, artesanía divertida y colorida, aunque no se vea mucho en las fotos.

El sombrero, bombín de H&M. Tengo predilección por los sombreros. Si dais un repaso a mis posts y fotos podréis daros cuenta. Este lo tengo también en color vino y es uno de mis favoritos.

Y mis gafas, mis favoritas Clubmaster de Ray-Ban, compradas (¿cómo no?) en Soloptical.


Y hasta aquí por hoy. Espero que las madrileñas disfrutéis del maravilloso puente de San Isidro que se avecina, y las de fuera, que disfrutéis el calorcito y el sol este fin de semana.




Que nadie te quite tu sonrisa.

Bg.

2 comentarios:

Jenni dijo...

Nadie te puede quitar una sonrisa nunca.
Estas muy guapa!
Muak.

Rocío Con R dijo...

Pero si estás buenorra a más no poder!!!!!

Cuanto me alegro de verte por aquí. Ese vestido te queda genial, quiero hacerme con uno así. Es un básico que siempre te puede sacar de un apuro y combinándolo con distintos complementos se le puede sacar mucho partido.

Te lo repito, eres un PIBOOOOOOON!!!

Muaks

http://conrdecurvas.blogspot.com.es/

Publicar un comentario